La creatividad es la materia prima y la innovación es el proceso para generar transformaciones. La primera está en las personas y la segunda, mayormente, es responsabilidad de la organización. Para lograr los resultados esperados, se requieren principios capaces de guiar a los líderes innovadores.

1.- Confiar, confiar y confiar.

Este es el primero de tres principios fundamentales para facilitar el flujo de la creatividad y la gestión innovadora. Las personas en general y los colaboradores en particular, se cierran a cualquier posibilidad de comunicación y participación cuando no se sienten seguros de que sus propuestas y opiniones serán escuchadas y valoradas. Asegúrate de proveer las condiciones necesarias para que los asistentes a una sesión creativa se encuentren en un ambiente apropiado, estimulante, confortable y emocionalmente seguro. Esto último sólo es posible cuando se establece un clima de confianza donde nadie juzga las contribuciones.

2.- Abre paso a un mundo ilimitado de posibilidades.

La censura es uno de los mayores enemigos de los procesos de transformación de la creatividad humana en innovaciones. El mejor antídoto consiste en expresar a los colaboradores el hecho de que en la sesión hay permiso para proponer un mundo ilimitado de posibilidades. Durante la primera fase de las lluvias de ideas (brainstorming), es preferible dejar que la gente piense, anote y lance sus propuestas a raudales sobre la mesa de trabajo.

3.- Evalúa el potencial con criterios pertinentes.

Es muy común encontrar sesiones de creatividad en las que los líderes del equipo descalifican o invalidan las propuestas de los colaboradores sin más explicaciones. Para evitar este comportamiento, es indispensable que se establezcan criterios claros y sencillos con los que las ideas serán evaluadas. Estos filtros deben ser pertinentes, es decir, congruentes con el objetivo que se desea alcanzar. Por ejemplo, tratándose de Recursos Humanos, un criterio de selección de las ideas puede responder a la pregunta: ¿La idea beneficiará de forma efectiva, suficiente y oportuna al personal de la empresa?Fomentar la participación en un ambiente seguro, con herramientas y confianza, resulta muy estimulante para los colaboradores. Esto aplica por igual a la ideación de nuevo producto o servicio, que en los casos donde se buscan soluciones alternativas para mejorar, reducir costos o tiempos de producción, así como incrementar la rentabilidad. La respuesta a muchos de los problemas de la empresa está al alcance de la mano, sólo hay que dejar de frenar el potencial de las personas.