El compromiso de los colaboradores es la clave para optimizar la productividad de una organización y es el mejor camino para alcanzar el siguiente nivel de competitividad y  afrontar los retos de un mercado globalizado como en el que vivimos actualmente. En términos del éxito global de una compañía, el compromiso del talento humano es el elemento más importante según muchos directivos de organizaciones.
Los beneficios de una plantilla de colaboradores comprometida son múltiples y se evidencian fácilmente en el día a día de la compañía. El crecimiento del negocio, de la productividad, de la eficiencia y de la cohesión de los equipos de trabajo son los principales efectos de consolidar el compromiso y la satisfacción de las personas que conforman su organización.
Una forma eficaz de lograr el compromiso de sus colaboradores es estableciendo un sistema efectivo de gestión y evaluación del desempeño que permita hacer un seguimiento dedicado al rendimiento del equipo. El departamento de recursos humanos debe garantizar el funcionamiento del proceso y promover la participación de todos los integrantes de la organización.
En esta entrada vamos a reseñar 3 estrategias para promover y asegurar el compromiso dentro de las compañías. Veamos:


1.-Metas adecuadas:

El establecimiento de objetivos claros, justos y alcanzables es el primer paso para impulsar el compromiso en una empresa. Cuando las personas saben qué es exactamente lo que se espera de ellos y tienen claras sus funciones, tareas y metas, pueden planear mejor su estrategia para alcanzar sus propósitos individuales y contribuir a lograr los objetivos globales de la compañía, con lo cual se sentirán satisfechos con su esfuerzo y listos para encarar el próximo reto.


2.-Clima laboral flexible:

Las organizaciones deben implementar estrategias encaminadas a beneficiar a sus colaboradores para mejorar el compromiso. El trabajo desde casa y los horarios laborales flexibles ajustados a las necesidades de las personas son una gran alternativa para promover el equilibrio entre la vida laboral y la personal, un aspecto que los colaboradores aprecian mucho, en especial los millennials, y con el cual aumentan su sentido de pertenencia y satisfacción con la compañía al sentirse valorados no solo como trabajadores sino como personas.


Evaluar el clima laboral de su compañía hará que sus empleados mejoren su productividad y bienestar

3.- Desarrollo profesional:

La gestión y evaluación del desempeño de los colaboradores permite crear planes individuales de desarrollo para aprovechar el potencial de los colaboradores y optimizar la productividad de la compañía.
Un plan de carrera al interior de la empresa es fundamental para generar compromiso en el equipo, permitirles evolucionar profesionalmente y adquirir nuevos conocimientos para complementar su formación y aplicarlos en el desempeño de sus funciones.