La rotación de personal es uno de los más grandes problemas para las áreas de recursos humanos de cualquier empresa. En México, la rotación de personal alcanza un índice del 16.75%, siendo el más alto entre los países de América Latina.La rotación implica una inversión constante de tiempo y dinero. Según un estudio de la American Center for Progress, reemplazar a un empleado puede costarle a la empresa hasta el 300% de su salario base. Además, implica un proceso de curva de aprendizaje que impacta directamente en la obtención de resultados y en la reputación de la empresa al exterior.

Por ello, es importante que dentro de cualquier organización existan estrategias para retener y fidelizar al talento, y con ello reducir las cifras de rotación de personal hasta alcanzar el mínimo.

Primero, es importante identificar los dos tipos de rotación que se pueden presentar, los cuales describimos a continuación:

Rotación voluntaria.
•Es aquella que se da por decisión del empleado por distintos factores profesionales o personales.

• Rotación involuntaria.
Ésta se da por decisión de la empresa, no del colaborador, debido a una reestructuración de la plantilla o bajo desempeño.

En el caso de la rotación voluntaria, es importante que el equipo de recursos humanos identifique las principales causas de rotación, entre las cuales destacan:

• Desmotivación
• Bajo sueldo
• Mal clima laboral
• Estancamiento profesional
• Malos liderazgos
• Mala elección de candidatos

Prevenir la rotación laboral es la mejor forma de reducir los costos y consecuencias que trae consigo esta situación.
Lo ideal es identificar si tu nivel de rotación es alto o bajo, lo cual se logra a través de un cálculo de porcentaje con la siguiente fórmula:
((Número de nuevos empleados en el año – número de empleados que se fueron en el año) / Total de empleados de la empresa)*100

Por ejemplo, si en tu empresa hay 400 colaboradores, se contratan 40 nuevos y se van 20, el cálculo sería el siguiente: ((40 – 20) / 400) *100 = 5%.
Una vez que hagas el cálculo, podrás determinar si el índice de rotación es bajo o alto. En caso de que sea bajo, esto quiere decir que se está realizando un buen trabajo de retención y fidelización de talento; pero si el nivel es alto se deben implementar estrategias para reducir las cifras.

Para prevenir los altos índices de rotación laboral, puedes recurrir a las siguientes medidas:

• Implementa actividades de integración entre el personal
• Establece canales de comunicación efectivos
• Define planes de crecimiento
• Integra trabajadores adecuados para cada puesto
• Revisa el clima laboral y haz los cambios que sean necesarios
• Impulsa planes de compensaciones y beneficios

Recuerda que los profesionales en recursos humanos son el enlace entre trabajadores y empresa, por ello son de gran ayuda para entender mejor los motivos de la rotación voluntaria y con ello proponer medidas que ayuden a reducirla en beneficio de trabajadores y organizaciones.